Tarta manzana hojaldre sin crema ¿Cómo hacerla?

tarta manzana hojaldre sin crema

El arte culinario es un universo infinito de posibilidades donde la creatividad y la simplicidad se entrelazan para crear platos que deleitan los sentidos.

En esta ocasión, nos adentramos en el mundo de los postres con una receta clásica reinventada: la tarta de manzana y hojaldre sin crema.

Esta exquisitez gastronómica combina la dulzura natural de las manzanas con la textura crujiente del hojaldre, sin necesidad de recurrir a cremas pesadas, resultando en un postre ligero y delicioso que satisfará hasta el paladar más exigente.

Índice
  1. Ingredientes:
  2. Instrucciones:
  3. Conclusión:

Ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre rectangular
  • 4 manzanas medianas (preferiblemente variedad reineta)
  • 50 gramos de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de mermelada de albaricoque (para el brillo)
  • Zumo de medio limón
  • Canela en polvo al gusto
  • Azúcar glas (opcional, para decorar)

Instrucciones:

  1. Preparación del hojaldre: Precalentar el horno a 200°C. Extender la lámina de hojaldre sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Pinchar el hojaldre con un tenedor para evitar que suba demasiado durante la cocción. Reservar en el refrigerador mientras se preparan las manzanas.
  2. Preparación de las manzanas: Pelar las manzanas y cortarlas en rodajas finas, procurando desechar las semillas y el corazón. Colocar las rodajas en un bol y rociarlas con el zumo de limón para evitar que se oxiden. Añadir el azúcar moreno y la canela en polvo al gusto, mezclando suavemente para que las manzanas queden bien impregnadas de sabor.
  3. Montaje de la tarta: Retirar el hojaldre de la nevera y disponer las rodajas de manzana sobre él, solapándolas ligeramente y dejando un borde libre alrededor. Doblar este borde hacia adentro para formar el borde de la tarta, presionando ligeramente para sellarlo.
  4. Horneado: Hornear la tarta en el horno precalentado durante aproximadamente 25-30 minutos, o hasta que el hojaldre esté dorado y crujiente, y las manzanas estén tiernas y caramelizadas. Durante los últimos minutos de cocción, calentar la mermelada de albaricoque en el microondas o en un cazo pequeño y pincelarla sobre las manzanas para darles un brillo irresistible.
  5. Acabado y presentación: Una vez horneada, retirar la tarta del horno y dejarla enfriar ligeramente sobre una rejilla. Antes de servir, espolvorear la superficie con un poco de azúcar glas para un toque decorativo. Esta tarta de manzana y hojaldre sin crema puede servirse tibia o fría, acompañada de una bola de helado de vainilla o un poco de crema batida si se desea.

Conclusión:

La tarta de manzana y hojaldre sin crema es un ejemplo perfecto de cómo la simplicidad puede ser extraordinariamente sabrosa. Con pocos ingredientes y un proceso sencillo, tal como hemos podido aprender desde la web lasrecetasdelvago.es, podemos crear un postre que despierte los sentidos y haga las delicias de quienes lo prueben. Ya sea como colofón de una comida especial o como capricho para consentirse a uno mismo, esta tarta es una opción irresistible que seguro se convertirá en un clásico en tu recetario personal. ¡Disfruta cada bocado y sorprende a tus seres queridos con esta delicia casera!

Los 10 mejores programas para editar vídeosLos 10 mejores programas para editar vídeos
5/5 - (1 voto)

Sigue Leyendo

Subir