Si la Pc no arranca, no desesperes y sigue estas recomendaciones


Si la PC no arranca, no desesperes y sigue estas recomendaciones

Todos hemos experimentado ese momento en que la PC deja de funcionar inesperadamente y se queda sin arrancar. Si estás en la misma situación, ¡no desesperes!, Aquí te presentamos algunas recomendaciones para ayudarte a solucionar el problema.

Primero: Verifica el enchufe de la PC y asegúrate de que esté correctamente conectado.

Segundo: Desconecta todos los dispositivos conectados y vuelve a intentar que la PC se encienda.

Tercero: Asegúrate de que la fuente de alimentación esté funcionando adecuadamente.

Cuarto: Reemplaza la batería del BIOS, si está defectuosa puede ser la causa de que tu PC no encienda.

Quinto: Enciende los ventiladores para garantizar que el suministro de aire sea suficiente.

Sexto: Verifica si hay algún fallo en los componentes principales, como el procesador, la placa base, la RAM o la tarjeta gráfica.

Septimo: Comprueba si hay malos contactos en los cables de alimentación, que pueden estar impidiendo que la PC arranca.

Octavo: Si tienes algún software malicioso, desactívalo para evitar más contratiempos.

Noveno: Intenta reiniciar tu PC usando la tecla de arranque o el botón de encendido.

Si todos estos pasos resultan infructuosos, comunícate con el servicio técnico o un profesional con experiencia, quienes te guiarán de manera acertada para solucionar tu problema.

Resumen:

    Pasos para solucionar una PC que no enciende:

  • Verificar el enchufe de la PC.
  • Desconectar todos los dispositivos conectados.
  • Comprobar que la fuente de alimentación funcione correctamente.
  • Reemplazar la batería del BIOS.
  • Verificar que la refrigeración sea la adecuada.
  • Verificar los componentes principales.
  • Comprobar los malos contactos de los cables de alimentación.
  • Desactivar el software malicioso.
  • Reiniciar la PC.

Contactar un servicio técnico si el problema persiste.

Si la Pc no arranca, no desesperes y sigue estas recomendaciones

¿Tu computadora no quiere encenderse? No te desesperes, hay algunos pasos simples que puedes seguir para solucionar el problema. Aquí te presentamos los recomendados:

Revisa los cables

  • Verifica que el cable de alimentación esté conectado a la computadora y a la fuente de energía.
  • Es necesario que tengas un poco de paciencia, ya que tarda unos segundos en arrancar la computadora una vez conectada toda la energía.

Examina la fuente de alimentación y el monitor

  • Revisa si el monitor está conectado a la computarora directamente. Para ello, verifica los cables.
  • Si la computadora se sigue negando a encender, cambia la fuente de alimentación para ver si se arregla el problema.

Reinicia la computadora

  • Presiona el boton de encendido por unos segundos.
  • Espera un segundos y vuelve a pulsarlo para ver si eso arregla el problema.
  • Puede ser útil descargar carga eléctrica antes de volver a encenderla. Para esto, desconecta los cables de la computadora ​​por unos segundos y luego vuelve a conectarlo.

Viunde la computadora

  • Si ninguna de las anteriores soluciones funcionan, entonces el problema puede estar relacionado con un problema de hardware.
  • Para ver en dónde está el problema específico, comunmente llamado vuelta a la configuración de fábrica, debes dirigirte a la configuración BIOS de la computadora.
  • En ella, deberás encontrar la opción de Restaurar de Configuración de Fábrica para proceder con el proceso.

Llama a un experto

Por último, si todas las soluciones anteriores no funcionan, lo mejor será llamar a un técnico experto para solucionar la falla en tu computadora.
Algunos problemas funcionales tan específicos como el que eres, solo pueden ser resueltos con ayuda de un profesional. Además, los expertos pueden ayudarte a encontrar la verdadera causa de la falla para que a futuros no corras el mismo riesgo.

Esperamos que estos sencillos pasos te ayuden a encender tu computadora de forma satisfactoria.

Recomendaciones Si la PC no arranca

¿Has encontrado que tu escritorio o portátil no se inicia? ¡No te desesperes! Estas recomendaciones sencillas te ayudarán a reparar manualmente tus problemas:

1. Reiniciar su máquina

¡Comienza con esta solución simple y obvia! Comprueba si hay botones de reinicio en tu CPU, si los hay, verifique que se utilicen correctamente. También puedes tratar de desconectar y volver a conectar la batería de la computadora.

2. Verifica tu unidad flash USB

Es posible que se haya producido una falla en la unidad flash USB, lo que haría que la computadora no arranque. Verifica tus unidades flash USB usando la Herramienta de Diagnóstico de Windows.

3. Verifica si hay un software malicioso en tu computadora

Si estás seguro de que tu computadora está libre de virus, escanea con alguna solución antivirus. Si hay alguna amenaza, elimínala para verificar si se vuelve a iniciar tu equipo.

4. Verifica tu sistema de refrigeración

Asegúrate de que tu sistema de refrigeración está limpio, sin polvo y funcionando correctamente. Puedes usar un paño suave con alcohol para limpiarlo.

5. Sustituye la memoria RAM

Si tu computadora no tiene suficiente memoria RAM, es posible que no se inicie. Si no puedes añadir más RAM, puedes tratar de reemplazar la memoria RAM existente con una nueva.

6. Prueba trabajar con un disco limpio

Si el software malicioso o los archivos corruptos son la causa del problema, tendrás que reinstalar el sistema operativo. Y para hacer esto, hay una herramienta de recuperación de Microsoft para limpiar tu disco duro.

7. Reemplaza la fuente de alimentación

Si la causa principal es una fuente de alimentación defectuosa, puedes comprar una fuente de alimentación nueva.

Lista de Recomendaciones

  • Reiniciar su máquina
  • Verifica tu unidad flash USB
  • Verifica si hay un software malicioso en tu computadora
  • Verifica tu sistema de refrigeración
  • Sustituye la memoria RAM
  • Prueba trabajar con un disco limpio
  • Reemplaza la fuente de alimentación

Sigue estas recomendaciones si tu PC no se inicia. Debes intentar una cosa a la vez para encontrar el problema específico y solucionarlo. Recuerda, ¡no te desesperes!